La abdominoplastía es una operación que se lleva a cabo muy frecuentemente. Su objetivo es básicamente mejorar el contorno del cuerpo. Para ello se tensan la piel y los músculos del abdomen de manera que obtenemos un vientre plano. La operación se realiza de manera que las cicatrices quedan prácticamente invisibles incluso cuando el paciente luce un bikini o bañador. Para ello, el corte se aplica justo encima del área púbica. Al mismo tiempo también el ombligo puede recibir una nueva ubicación al moverse como parte de la racionalización de la piel. Además, durante la operación se pueden eliminar cicatrices preexistentes producidas, por ejemplo, por una cesárea o intervenciones anteriores.

Antes y despues

Antes y despues de una abdominoplastia

Con el tiempo la abdominoplastia se ha convertido en un procedimiento de rutina. Sin embargo, es un procedimiento quirúrgico que debe ser muy bien dominado por el cirujano plástico. La elección de un médico competente, por tanto, juega un papel muy importante en el período previo a la operación. El médico debe tener una gran especialización en el área del abdomen. Además, se deben analizar las calificaciones, la experiencia, grupos a los que pertenece, en definitiva debes hacer una cuidada selección del médico que te va a tratar.

Razones para una abdominoplastia

Grasa resistente: La mejor manera para reducir la obesidad en el largo plazo, es una dieta equilibrada y baja en calorías, así como la práctica habitual de deporte. Pero la forma de un cuerpo se ve afectada por varios factores. Así, puede haber acumulaciones de grasa en la parte superior o incluso parte inferior del abdomen que, por la genética del individuo, resisten por mucho que se entrene. En este caso la única manera de conseguir una vientre plano es la abdominoplastia.

Multiples embarazos: La relajación de la pared abdominal anterior con la piel del vientre también puede ser resultado de uno o varios embarazos. La pared abdominal se estira mucho durante el embarazo y se destruyen las fibras elásticas. La piel se estira y la pared abdominal se arquea, lo que no suele resultar muy estético. En muy pocos casos, la pared abdominal toma su forma original después del embarazo y lamentablemente ninguna dieta ni actividad deportiva es capaz de deshacer esta distension.

Estrías: El sobrepeso y el embarazo su consecuente distensión del abdomen provoca la formación de estrías ya que la elasticidad de la piel de la piel del abdomen  no es suficiente como para retraerse completamente.

Abdominoplastia vs. liposuccion.

Cuando la piel abdominal es relativamente elástica, es posible que no sea necesaria una abdominoplastia y que el método más adecuado sea una liposuccion. En este caso, el médico le debería explicar con mucha precisión las diferencias entre ambas técnicas aplicadas a su caso individual. Una liposucción superficial puede causar una cierta contracción de la piel aplanando el vientre, sin embargo, los resultados no son comparables con los resultados obtenidos por una abdominoplastia. Además, los músculos de la pared abdominal no se tratan en la liposucción.

La abdominoplastia requiere ingreso hospitalario.

La cirugía de abdomen es una operación muy seria que dura generalmente de dos a tres horas y se realiza bajo anestesia total. La estancia en la clínica suele ser de dos o tres días y depende de la magnitud de la intervención y la técnica utilizada.

Generalmente se suelen tratar de forma ambulatoria sólo las correciones leves tales como la liposucción y  en circunstancias especiales, es posible que una mini abdomnoplastia ser realice forma ambulatoria. En cualquier caso, ten en cuenta que la seguridad tiene que estar en primer plano.

¿Mantendré para siempre el vientre plano?

Cualquier persona que se someta a una abdominoplastia, debe ser consciente de que ésta no es un sustituto de una dieta equilibrada y ni del deporte. Te acercarás, incluso posiblemente llegarás a tu peso ideal, pero hay que ser realistas en cuanto a las expectativas. La cirugía de abdomen da forma al cuerpo, pero esto no significa una pérdida de peso sostenible. Si no se produce un cambio de dieta y otras rutinas de nuestra vida como, por ejemplo la realización de deporte y ejercicio de forma habitual,    el cuerpo puede volver a su forma original, es decir, las células de grasa pueden volverse a formar debajo de la pared abdominal y “adiós vientre plano”

Precio

Desgraciadamente todo tiene un precio y conseguir un vientre plano no va a ser menos. Sin embargo no podemos decir con exactitud  cuánto cuesta una abdominolpastia en España , porque ésto depende de muchos factores como la estrategia comercial de la clínica de tu confianza o la magnitud de la operación. A veces se aprovecha para, por ejemplo, hacer una liposucción… etc.  El precio es por tanto muy variable y según la información que hemos podido recabar se mueve en una horquilla de 5000 € hasta 8000 €.

En algunos casos graves, la Seguridad Social puede hacerse cargo del coste de la operación. Sin embargo cuando se trata, como en la mayoría de los casos, de una operación puramente estética, es el paciente quien corre con todos los gastos del tratamiento, así como de la estancia en la clínica. También tendrá que responder de los costes adicionales producidos por los tratamientos o las complicaciones  que puedan surgir. Si crees que tu caso es grave, consulta a tu médico de cabecera.