Existen básicamente dos tipos de abdominoplastia, según la cantidad de piel y grasa abdominal a eliminar.

Abdominoplastia clásica

Incisiones

Incisiones en una abdominoplastia clásica

La abdominoplastia clásica es la mas común. Esta operación se realiza bajo anestesia general. Se hace una incisión justo por encima de la línea del pubis que sube lateralmente por la linea del bikini .Otro corte se realiza alrededor del ombligo. Una vez separada la piel abdominal de los de los músculos, si éstos se acercan y se unen mediante sutura en caso necesario. Mediante esta tensión de los abdominales, se fortalece la pared abdominal y se disminuye la cintura. Para tensar la piel, se sigue diseccionando hasta las costillas y se estira “el faldón” hacia abajo cerrando la cicatriz y dejando el vientre plano. Antes se habrá eliminado el exceso de piel y de tejido graso. Finalmente se hace una nueva incisión para fijar el ombligo y después se insertan varios drenajes. Tras la sutura se aplica un vendaje de compresión, que reduce la hinchazón y el dolor y al mismo tiempo ayuda al moldeado de la piel.

Mini abdominoplastia

La mini abominoplastia es adecuada en los  casos en los que sobra poca piel y tejido graso en el abdomen inferior. Es una cirugía menor que puede realizarse como paciente ambulatorio y bajo anestesia local. El ombligo queda intacto y sólo se tensa la parte inferior de la musculatura. En la mini abdominoplastia, el cirujano plástico tensará solamente el tejido entre la línea de corte y el ombligo a diferencia del método de abdominoplastia completa. También aquí se tirará de la piel hacia abajo eliminando el excedente.