Vientre plano Al tensar los músculos abdominales y eliminar la piel sobrante y el tejido graso, no sólo se obtiene un vientre más plano sino una cintura mas delgada. En definitiva los resultados de una abdominoplastia se resumen en la obtención de un vientre  plano, más firme y más atractivo.

Sin embargo, en el resultado final de la abdominoplastia influyen enormemente factores como la elasticidad de la piel, la condición física general y el proceso de curación. Los pacientes que mantienen su peso razonablemente constante, llevan una dieta saludable, hacen ejercicio con regularidad y siguen las instrucciones del médico en relación con progresivo aumento de la actividad, son los que generalmente se sienten más satisfechos. Los resultados de una abdominoplasita a largo plazo son generalmente muy buenos.

Los resultados de la adominoplastia   no dependen sólo del comportamiento de los pacientes, sino también de cómo ha ido la intervención, del tratamiento, de la edad, del peso y de las influencias hormonales del paciente. Con la operación tensamos la piel y los tejidos, pero no podemos mejorar la calidad de los mismos, por lo que no podemos descartar que a lo largo del tiempo se vuelva a producir la flaccidez. En este caso, no habría problema para una nueva cirugía de estiramiento.

Una abdominoplastia es una operación muy sofisticada con muchas posibles complicaciones y contingencias, por lo que para evitar decepciones hay que mantenerse muy realista en cuanto a resultados. Pero una cosa está clara: si se pone en manos de una medico cualificado y bien experimentado, los resultados de la abdominoplastia serán muy positivos.