Dieta otoño

.

Acaba de pasar el verano, esa época del año en la que tanto nos gusta cometer excesos. Ahora, aprovecharemos hasta navidad para intentar enmendar lo que hemos hecho. Tendremos que quitarnos esos gramos de más y volver a lucir ese vientre plano que conseguimos antes del pasado verano. Deberemos pensar en una dieta rica, saludable y equilibrada que nos haga llegar al objetivo fijado, pero sin que se produzca un efecto rebote, que nos a lleve al principio.

Buscar la mejor dieta para adelgazar en otoño

Si nos ponemos a buscar, podemos volvernos locas entre un sin fin de dietas que prometen el oro y el moro, y que parece que por arte de magia y sin ningún esfuerzo van a hacer perder la grasa sobrante. Debemos ser cautas, y no lanzarnos a lo primero que encontremos por ahí. Tampoco debemos obsesionarnos, vamos a usar la cabeza con objetividad y es conveniente perder un poco de tiempo en buscar una dieta o plan que se adapte bien a nuestras necesidades, sin olvidar el verdadero objetivo, volver a nuestro peso y nuestra figura con una dieta saludable.

Las dietas express no son buenas aliadas, ya que pueden hacernos perder el tiempo y nuestra salud: carencias nutricionales, anemia y otros futuros problemas. Hay que adelgazar de manera sana y equilibrada. No pienses en bajar más de un kilo por semana porque no es una forma adecuada  para la salud, que además puede conllevar el efecto rebote comentado.

Puedes consultar con un experto nutricionista que te guíe por el buen camino de una dieta para otoño. Tener a un experto a tu lado, que te lleve por el buen camino y con buen paso es una ayuda extra, para cuando te falte constancia y fuerza de voluntad. Si por el contrario, optas por hacerlo por tu cuenta estudia bien todas las posibilidades y elige la mejor. En Internet tienes muchas webs especializadas en las que encontrarás consejos y comentarios de otras mujeres que están en tu misma situación. Podréis compartir los momentos de debilidad y los de felicidad por ver que el objetivo se está consiguiendo.

Te proponemos una dieta básica que te ayudará para tu objetivo marcado.

Dieta sana y equilibrada para el otoño

La opción correcta es siempre comer alimentos de temporada, intenta buscarlos en tu supermercado, pero no hay problema en usar otros, no hay que volverse paranoica en esto.

Desayuno

Toma café con leche desnatada o té. Una fruta, puede ser un caqui, higo o kiwi. Combina estas opciones con un yogur desnatado con un chorro de miel.

A medio día

Una pieza de fruta es la mejor opción. Si un día no te apetece el yogur, un quesito desnatado o unas galletas integrales también valen.

Almuerzo o comida

Con el frío las sopas y cremas calientes te harán entrar en calor. Legumbres y toda comida de “cuchara” son las adecuadas. Y como plato fuerte combina carnes blancas y pescados, si pueden ser a la plancha mucho mejor.

La merienda

Podemos repetir las opciones del desayuno, combinando para no repetir. Podemos incluir un sándwich vegetal.

Por ultimo la cena

Siempre hay que cenar ligero, ya que lo que comamos no lo vamos a quemar durante la noche. Proteína es la opción: pechuga de pavo o pollo y alguna verdura, nos saciarán sin llenarnos la tripa en exceso. Podemos terminar con una infusión calentita que nos ayudará a conciliar el sueño.